Campañas electorales, partidos políticos y banca privada.

Todos contra la crisis.Izquierda, derecha, conservadores, progresistas, liberales, neoliberales, etc… cada partido y cada grupo político se auto denomina de una determinada manera pero, en las diferencias, todos tienen algo en común: todos, según ellos, son mejores que los demás.

Aunque yo también utilizo estas clasificaciones, mas bien para poder explicarme de una manera “convencional” que por el hecho de creer en ellas, hay una clasificación que siempre me ha confundido y es la de progresistas y conservadores.

Efectivamente, a lo largo de mi vida, soy ya un hombre maduro, no he conocido a nadie (no digo que no lo haya sino que yo no lo he conocido) que no quisiera progresar en algun aspecto de su vida o que no tratase de conservar lo que tiene y esto es independiente de si son de derechas, de izquierdas, anarquistas, revolucionarios o lo que se quiera, asi que una vez mas “los extremos se tocan”.

Poco a poco nos vamos dando cuenta de como, sobre todo entre los grandes partidos, las similitudes son mayores que las diferencias. Entonces, ¿esto quiere decir que son iguales? No, no son iguales pero, repito, es mas lo que les une que lo que les separa y esto, últimamente, no parece ser el interés de los ciudadanos que les votan y que, al fin y al cabo, son los que, en cualquier democracia, pagan sus facturas.

Rajoy, Zapatero y Llamazares. ¡Vaya tres patas para un banco!Casos como el de España en la que los grandes bancos condonan las deudas contraídas con ellos por los grandes partidos y donde estos, extrañamente, adoptan acuerdos de unanimidad a la hora de plantear y llevar a cabo planes de rescate multimillonarios para la banca mientras esta ultima se va quedando poco a poco con las casas de los ciudadanos “morosos” no son una excepción en el mapa mundial de las llamadas “democracias occidentales”.

¿Acaso no les sorprende que ahora que los bancos están teniendo beneficios nadie les exija que devuelvan, al menos en parte, el importe de los rescates? Los bancos saben a quien le prestan su dinero y como. Eso lo sabe muy bien Rosa Diez, ex militante del partido socialista que creo su propia formación política, y a la que ningún banco quiso prestarle ni un solo euro.

Mientras los grandes partidos suelen mostrarnos ser de ideas y métodos antagónicos en su forma de concebir las cosas y de gobernar, parece que adoptan posiciones unánimes cuando se trata de cosas como la aprobación de la ley Sinde o la oposición a la dación de la vivienda para saldar la hipoteca en España y que obviamente va en detrimento de los intereses de los ciudadanos en favor de los de unos pequeños “grupos de poder”.

No es de extrañar que ciertas guerras, auspiciadas por unos y vilipendiadas por los otros, se sigan alimentando tanto bajo el gobierno de cualquiera de ellos o incluso que, después de haber salido de una guerra “injusta” se metan en otra nueva y por supuesto “justificada” (que no necesariamente justa)

Tampoco sorprende, llegados a este punto, que poco a poco la educación, y no me refiero solo a la adquisición de conocimientos sino a la formación de las personas para que adquieran criterios y discernimiento propio (ya saben aquello de que la diversidad enriquece), haya ido deteriorándose a medida que la “democracia” y el “progreso” parecían avanzar. Pero cuando uno empieza a constatar que los “dueños” de las grandes corporaciones, los grandes bancos y los grandes grupos mediáticos y “benefactores” de los grandes partidos políticos son los mismos, entonces… se empieza comprender y a hacer la claridad.

Directivos de bancos españolesEs mas que obvio que al “sistema” asi organizado no le interesa realmente aquello de que “la diversidad enriquece” sino mas bien lo de que la estandarizacion y la globalizacion, incluida la ideologica y de costumbres, es decir, el pensamiento unico, nos favorece porque estimula el crecimiento y el desarrollo, falaz afirmación la relacionada con el primero y muy cuestionable, o al menos parcial, la que define el segundo.

Pero, ¿por qué cuento todo esto? Simplemente para constatar un hecho claramente cierto: Hay mas similitudes que diferencias.

Sin embargo hay una circunstancia en la que estas similitudes se manifiestan de manera mas patente y esta situación se produce cuando hay elecciones.

En efecto, cuando la vorágine de las campañas electorales se desata, todos, absolutamente todos, comienzan una espeluznante, por no decir otra cosa, carrera en la que todo vale con tal de arañar hasta el mas recóndito voto. El siguiente video es una muestra de como, a veces sin darnos cuenta, dejamos que nos manejen.

Imagen de previsualización de YouTube

La maquina perfectamente engrasada (grupos de poder, partidos en connivencia con ellos, escaso nivel de discernimiento critico de la masa ciudadana (sostenido por el sistema educativo) y ese largo etc., del que ya hemos hablado, comienza a funcionar y a rendir sus frutos, pero esos frutos no suelen ser los que el ciudadano, complice inconsciente, le son propicios sino los que alimentan a los creadores de tal engendro.

Si, si, ya se… ¡Qué negativo! ¡Qué derrotista! ¡Qué anti sistema! ¡Es usted un “conspiranoico”!

Pues mire usted, no precisamente. No es una cuestión de si se esta a favor o en contra, o si se es anti sistema, derrotista o negativo, apelativos utilizados para hacer entrar “en razón” a las mentes díscolas y obligarlas a regresar al rebaño. Se trata, simple y llanamente, de ampliar la conciencia.

¡Ahora ya si que esta mas que claro!  ¡Usted es un rarito! ¡otro soñador mas que no tiene los pies en el suelo! ¿Qué es eso de la conciencia y que tiene que ver con los problemas tangibles que asolan nuestra sociedad? ¡No me venga usted con esas! ¡no señor!

Ampliar la conciencia implica, aunque no es lo mismo (pero eso seria objeto de otros muchos artículos), hacerse mas consciente, en castellano claro, “darse cuenta”.

¡Pero oiga, yo ya me doy cuenta! ¿O acaso cree que soy un descerebrado?

Que bien lo pasamosNo, no lo creo. Lo único que creo es que hay que salir de los “circuitos mentales en forma de bucle” que desde todas las instancias se propician y tratar de encontrar un criterio verdaderamente propio. ¡Lo mejor y mas productivo que hizo el diablo fue convencer a todos de que no existía!

Usted, como todos nosotros, tiene “personalidad propia” aunque vista igual que los demás, compre las mismas cosas que los demás, desee las mismas cosas que los demás y llore y ria por las mismas cosas que los demás. ¿Ha pensado alguna vez que quizás su personalidad no sea tan suya ni tan peculiar?

Asi que, mis queridos lectores, si de verdad quieren saber la verdad, ya de por si ardua tarea sin distorsiones manipulativas, salgan de los circuitos normales de los que obtienen sus informaciones porque, recuerden, los dueños de los grandes bancos, las grandes corporaciones, aunque usted crea que también lo es porque tiene acciones, los grandes grupos mediáticos y los grandes partidos… ¡son los mismos!

Puede que el mundo necesite una revolución, quizás sea asi, pero esta no es ni política, ni social, ni económica, ni cultural ni de índole parecida. La revolución que este mundo necesita es la que debe producirse dentro de la cabeza y el corazón de cada ser humano y mientras esto no suceda todo lo demás no serán mas que “parches”. Y este es el sentido de la crisis actual. Ha venido para quedarse y para estimular estos procesos.

¿Quiere vivir usted en una casa, su casa, cada vez mas parcheada o prefiere arreglarla y remozarla del todo? Usted elige.

¿Y usted qué opina? Déjanos tu comentario. Nos interesa.

Ir a los artículos mas recientes publicados en este sitio.

Si te gusta este sitio, puedes SUSCRIBIRTE y recibir todas las novedades comodamente en tu correo electrónico.

Para saber mas sobre el tema:

Autodeterminismo. Encontrarse a si mismo en medio del caos.

Crecimiento economico continuo: La gran falacia del sistema actual.

Quien es la Reserva Federal de los EEUU (FED)

Las condonaciones de préstamos a partidos.

La Deuda de los partidos políticos en 2004.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Esta entrada fue publicada en Articulos, Economia y Finanzas, La casta, Manipulacion y desinformacion, Politica y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Campañas electorales, partidos políticos y banca privada.

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*