El chino y el arroz.

Espiral de arrozUn hombre estaba poniendo flores en la tumba de su esposa. Al mirar hacia un lado observo como otro hombre, un chino, estaba poniendo un plato con arroz en la tumba vecina. El hombre, en tono de burla, se dirigió al chino y le dijo:

– Disculpe señor, ¿de verdad cree usted que el difunto vendrá a comer el arroz…?

-Sí, respondió el chino, ¡cuando el suyo venga a oler sus flores…!

Moraleja:

Respetar las opiniones del otro, es una de las mayores virtudes que un ser humano puede tener. Las personas son diferentes, por lo tanto actúan diferente y piensan diferente.

Tratemos de no juzgar… sino solamente de comprender…, y si no  podemos comprenderlo…, OLVÍDEMOSLO.

Tener opiniones diferentes es algo natural. No es necesario estar de acuerdo sino comprender que la manera que tiene el otro de ver las cosas es diferente a la nuestra. Una cosa es discrepar y opinar diferente y otra muy distinta juzgar la “bondad” o “maldad” de las creencias u opiniones del otro.

Evitemos “matarnos” simplemente porque nuestra manera de ver las cosas es diferente.

¡Vive y deja vivir!

“La persona que cambia, puede equivocarse pero la que no cambia, lo mas probable es que viva equivocada”.

El universo es cambio, la vida es cambio, lo único realmente permanente es el cambio.

Las personas que tienen ideas fijas… ¡realmente es porque tienen pocas!

Estas son las 5 simples reglas para ser feliz, según la sabiduría oriental:

                 1. Libera tu corazón del rencor y del odio

                 2. Libera tu mente de preocupaciones.

                 3. Vive sencillamente.

                 4. Da más.

                 5. Espera menos.

Todo esto adquiere mas relevancia en momentos como el de la crisis actual en los que el impulso de juzgar al otro se hace mas patente para evitar ver nuestros propios errores.

Y recuerda: Envejecer es obligatorio, madurar es opcional.

¿Y tú qué opinas? Déjanos tu comentario. Nos interesa.

Ir a los artículos mas recientes publicados en este sitio.

Si te gusta este sitio, puedes SUSCRIBIRTE y recibir todas las novedades comodamente en tu correo electrónico.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Esta entrada fue publicada en Articulos, Coaching, Filosofia y creencias, Recursos, Reflexiones y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El chino y el arroz.

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Ara Arroyo dijo:

    Hola, estoy de acuerdo, es tan fácil juzgar a la ligera que por eso caemos en equivocaciones continuamente, lo mejor antes de incurrir en esto, es ponerse en los zapatos de la otra persona. El respeto es fundamental en las relaciones humanas, si de por si ya son complejas si olvidamos este pequeño elemento se hace un caos…. hay veces que hasta si hace calor o frío o esta nublado o me duele la cabeza, uno actúa diferente ante una misma circunstancia …. por eso hay que pensar y respetar antes de hablar y hacer. Un saludos para todos.

  3. Mari Cruz Galán Pérez dijo:

    No juzguemos sin conocer realmente lo que vamos a enjuiciar.Tenemos todo el derecho dar la opinión sobre cualquier asunto si nos lo piden, pero no juzgar sobre todo sin conocer lo que otras personas han hecho o están haciendo.

  4. Mari Cruz Galán Pérez dijo:

    No juzguemos lo que no conocemos, y aún conociendo hay que ser discretos en dar opinión sobre las actitudes y acciones de los demás poque seguramente nos equivoquemos.

  5. Ofelia Chacach dijo:

    Respetar a la otra persona es importante, ya que todos somos diferentes, Dios nos hizo diferentes, ni siquiera los gemelos piensan igual, Dios nos ama a todos sin importar como somos pero nos llama a cambiar ciertas cosas que nos hacen daño no porque no nos ame sino que nos hacemos daño y a los que nos rodean. no hagamos a otra persona lo que a nosotros no nos gustaría que nos hicieran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*