El expolio de los ciudadanos para rescatar la banca privada.

Bandera de España.En medio de la crisis actual este articulo esta dirigido a los ciudadanos  de los autoproclamados países “desarrollados” que esperan cobrar algún dia una pension. Empiece a hacer algo usted porque probablemente su gobierno no va a hacerlo.

No se trata de la cada vez menos eficiente pirámide de población española o el envejecimiento de la misma o la baja tasa de reposicion de ciudadanos activos que alimenten el sistema de los que no lo son. Tampoco se trata de los efectos colaterales del un galopante desempleo y que cada vez dificulta mas el mantenimiento de un nivel de vida adecuado para la futura “tercera edad”. Se trata de que las personas se den cuenta de cómo nuestros gobiernos, y en particular el español, estan elaborando su plan de expolio de los ciudadanos para salvar a la banca privada.

Como todos ustedes saben, y si no lo saben aquí se lo decimos, el fondo de reserva de la Seguridad Social (unos 60.000 millones de Euros a finales del 2009) es uno de los pocos reductos libres de déficit que hay en España y, por el momento, los ingresos superan a los pagos.

En una hábil maniobra financiera, el gobierno, su gobierno, va a elevar, para finales de este año, o sea, ya, la inversión de este en deuda publica hasta el 90%. Esto quiere decir que el 90% de este fondo de reserva estará invertido en deuda publica española. Si, esa, la misma que cada vez tiene una menor calificación.

Bueno, la cosa no parece tan mala pues invertir el dinero de los futuros pensionistas para obtener un beneficio parece, a primera vista, redundar en un incremento del mismo. Hasta ahí bien. Sin embargo la cuestión no es si se invierte o no sino donde y en que se invierte. Y el 90% va a estar en deuda publica española, una manera de tratar de atajar la crisis actual.

Deuda publica y déficit publico.

La deuda pública es la cantidad de dinero o bienes que un país debe a una empresa u otro país y que constituyen obligaciones que se deben saldar en un plazo determinado. La deuda se va acumulando hasta que vence, momento en el cual debe ser saldada.

El déficit público es el saldo negativo que se produce cuando los pasivos son mayores a los activos. Cuando alguien se refiere al déficit público habla del exceso de gasto gubernamental sobre los ingresos generados con los impuestos. Es decir cuando se dice que España tiene un déficit del X% quiere decirse que España a gastado X% más de dinero del que ha ingresado en un año.

Las ultimas cifras del banco de España apuntan a una deuda publica del 66% del PIB en 2010 y un 75% del PIB para el 2001. Sin embargo, estas cifras no incluyen la deuda oculta que un gobierno no haya tomado la forma de bonos del gobierno o de otros instrumentos de deuda, sino de las facturas pendientes con proveedores y contratistas a las administraciones locales y regionales.Sin embargo estas cifras no incluyen la deuda oculta en forma de bonos o de otros instrumentos de deuda ni las facturas con proveedores ni contratistas de las administraciones locales o autonomicas con lo que la deuda real es bastante mas abultada, aproximadamente un 3,5% mas. Recordemos que las exigencias del tratado de Maastricht es de un máximo del 60% del PIB.

La calificación de la deuda publica.

El rating o calificación de la deuda publica es la valoración crediticia de una agencia de calificación sobre la capacidad y la disposición de un emisor, en este caso el estado español, a cumplir puntualmente los pagos derivados del instrumento. Básicamente es la capacidad de pago que tiene el país en concreto. A mayor riesgo de impago o de retraso en el mismo, menor calificación.

Zapatero y Candido Mendez.Las calificaciones van desde la AAA, que significa la calidad crediticia excepcional, hasta la C, que es la mora en sus obligaciones y una baja posibilidad de recuperar los valores. Las diferentes calificaciones son AAA, Aa, A, Baa, Ba… etc. Las calificaciones también son modificables mediante los números 1, 2 y 3, para reflejar una posición relativa dentro de una misma categoría.

España ha pasado de AAA a Aa1. ¿Qué significa esto? Un ejemplo para aclararlo. Alemania tiene un rating de AAA, mientras que España Aa1. Los inversores estarán dispuestos a comprar valores a Alemania, puesto que son más seguros. Para que España pueda vender los suyos, tiene que compensar con una mayor remuneración, es decir, con un mayor interes. Es decir, como la calificación española es peor, lo cual significa que hay mayor riesgo de impago total o parcial, para poder atraer compradores tiene que dar un rendimiento mayor.

Esta forma de proceder invirtiendo las reservas de la seguridad social en deuda publica no es un invento exclusivamente español. El caso más notorio es Japón en donde su fondo de pensiones maneja 1.4 billones de dólares y posee un 12% de la gran deuda pública nipona.

Esto en principio esta manera de proceder puede ser bastante positiva para el inversor que compra esta deuda, en este caso el fondo de reserva de la Seguridad Social, porque, en teoria, recibirá un mayor interés. Siempre y cuando, claro esta, el país emisor pague.

Hasta la presente crisis la mayoría de los contribuyentes veían tales inversiones como un buen método para conseguir más rentabilidad. El problema surge cuando ese fondo deja de ser gestionado con criterios de retorno y pasa a ser un títere de las necesidades de financiación soberana. Pensemos que, hoy por hoy, un eventual rescate es una posibilidad y por tanto el Fondo de Reserva, como acreedor que es de la nación, podría sufrir quitas importantes por sus posiciones en bonos soberanos españoles por lo que en estos momentos no parece el mejor sitio para invertir el dinero de los futuros pensionistas.

 Seguramente, el objetivo que se pretende con estas acciones es tratar de conseguir el mayor valor para la jubilación y, de paso, intentar por todos los medios no tener que ser rescatados y ayudar al Tesoro publico. El problema de esto consiste en averiguar cual es el verdadero orden en las prioridades anteriores.

Pero en un mundo sobre endeudado y sin liquidez para “el bienestar”, éste aún no es el peor de los riesgos. Lo que puede ocurrir en los próximos años en el mundo desarrollado es que la falta de ingresos unido al alto endeudamiento, que aumenta el gasto por el pago de intereses, convierta las huchas llenas de dinero en blancos perfectos de mentes cortoplacistas.

Veamos que ha ocurrido en Irlanda esta ultima temporada y como se ha financiado su rescate de 85.000 millones de euros, es decir, de donde se ha sacado el dinero. 

Dinamarca 400 millones, Suecia 600 millones, Reino Unido 3.800, el FMI 22.500, la Eurozona 40.200 millones y, por último, 17.500 de “contribución de Irlanda”. Si Irlanda era la rescatada, ¿de donde ha sacado el dinero que ella misma ha puesto para su rescate?

Pues una gran parte de “the National Pension Reserve Found” (NPRF), es decir, del Fondo de Reserva Nacional de Pensiones.

Interesante. Más de un 20% del plan de rescate es a costa de los pensionistas irlandeses, es decir: no solo les van a subir los impuestos, no solo tienen que sufrir en sus carnes los errores de bancos privados sino que además sus pensiones servirán para rescatar al Estado y a los bancos quebrados.

En resumen, se salvara a los bancos, eso si, pero no habrá manera de hacer frente al pago de las pensiones que, en un principio, es el objetivo principal del fondo empleado. ¿Qué nombre recibe esta estrategia? Pues se mire como se mire se trata de un monumental y legal expolio de los ahorros de miles de personas y del futuro de sus pensiones.

Rajoy, Zapatero y Llamazares. ¡Vaya tres patas para un banco!Pero, llegados a este punto, y a la vista de las estrategias utilizadas parece ser que el turno le ha tocado a las pensiones, pero quien nos dice que mas adelante, en la vorágine por tapar los agujeros de los bancos, no se esquimen tambien los presupuestos de educación, o sanidad, o cualquier otro servicio del famoso Estado del bienestar como por ejemplo las prestaciones de carácter publico. Y todo para pagar los desaguisados de la banca privada. No hay culpables, no hay responsables, siguen manteniendo sus super sueldos y super bonos pero sus errores los parara el ciudadano de a pie.

Pero, ya puestos, y después de haber utilizado las pensiones publicas existe otro riesgo mas en este afán por salir como sea de la crisis actual: la absorción de los planes de pensiones privados y su sustitución por mas promesas de los gobiernos sobre la bondad y la eficacia del sistema publico. ¿Por qué no? Algo que parece estar pasando ya en Hungria.

 ¿Y que hay de las famosas reformas que hay que llevar a cabo? Algunas pueden ser muy positivas como la reestructuración del sector bancario o la reforma del mercado laboral pero otras pueden ser propuestas por intereses privados aprovechando la situación difícil en la que se encuentren los gobiernos. Por ejemplo, podría intentarse privatizar nuestra sanidad. ¿Seria eso realmente necesario? ¿Cuál seria el coste social real?

 Fuentes:

Preparense para el expolio, los fondos de pensiones son el objetivo.

Valoracion de deuda publica: El rating.

La deuda publica española no es moco de pavo.

El 90% de Fondo de Reserva estará invertido en deuda pública española a final de año.

Spain public debt.

EU/IMF Irish bailout – the details.

Hungary Follows Argentina in Pension-Fund Ultimatum, “Nightmare” for Some.

Ir a los artículos mas recientes publicados en este sitio.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Esta entrada fue publicada en Economia y Finanzas, Politica y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El expolio de los ciudadanos para rescatar la banca privada.

  1. José dijo:

    Cuando un país, como el caso de España tiene déficit fiscal, déficit comercial, y deuda pública muy grande con respecto a su PBI, y además no puede manejar su moneda, simplemente el problema no tiene solución.

    ¿Como se deserenda esta madeja? Sabemos que los sueldos tienen una rigidez enorme a la baja. La razón no es como se cree, que las personas no quieren bajar sus sueldos porque son codiciosos. La realidad, es que las personas gastan la totalidad de sus sueldos, y la mayor parte de sus gastos están fijados antes de realizarlos.

    Si sus sueldos bajan, no pueden pagar obligaciones que habían tomado antes. Por lo tanto, por el bien de los acreedores, y por el bien de ellos mismos, bajar los sueldos, SIEMPRE ES UNA MALA SOLUCIÓN.

    Pero cuando se gasta demás, no queda otra que bajar los sueldos. Cuando un país ha entrado en esta espiral, ha habido una mala apreciación del riesgo por parte de los Bancos, pero también por parte de los tomadores de préstamos, y también por parte de los depositantes.

    Digamos que el problema no es un miembro de la sociedad en particular, sino de la sociedad toda. Y es justo que el problema lo resuelvan entre todos.

    Eso es lo que logra una devaluación. Baja los sueldos, pero baja las deudas, baja los impuestos, baja los gastos fijos. Sin duda no es una fórmula para usar siempre. Los antibióticos se usan cuando hay infecciones. Es conveniente evitar las infecciones. Pero cuando estas están, hay que resolver el problema.

    Lo siento amigos. Yo también creí en el Euro. No hay forma de resolver el doble déficit, y el endeudamiento excesivo, sin salir del Euro, reestructurar deuda, bajar el nivel de vida, pero haciendo PAGAR LOS PLATOS ROTOS A TODOS.

    En el caso de España le están cargando las tintas a los futuros jubilados. También le están cargando las tintas a los empleados, están aumentando la desocupación. Están entrando en una espiral, en la que en lugar de resolver los problemas los están agravando.

    De paso. Alemania siente, que ellos son los únicos responsables. Que los demás, son todos irresponsables. En realidad, si no hubiera estado la potencia alemana dentro del Euro, esto no hubiera pasado. ¿Y si es así? ¿Se puede seguir afirmando que los demás son los culpables?

    ¿Que le hubiera pasado a Alemania, si no hubiera existido la Unión Europea? Hoy estarían acorralados ellos también, porque el 50% de lo que exportan, lo exportan a Europa, pero no están compitiendo en igualdad de condiciones con China y Japón.

    Si hubieran tenido que competir, sin tener un coto de caza privado en la Unión Europea estarían en déficit.

    ¿Quien es el culpable entonces? ¿Se puede hablar de culpables? ¿O es mejor hablar de situaciones que se fueron dando, que no fueron previstas a tiempo, o que aún teniendo sospechas, no pudieron conseguir el apoyo político para actuar?

    Saludos

  2. admin dijo:

    Jose
    Realmente tu comentario es de lo mas esclarecedor y lleno de sensatez y buen criterio.
    Por favor acercate mas por aqui a dejar tus comentarios y aportarnos tu vision.
    Saludos

    • José dijo:

      Estimado admin (preferiría tener un nombre a quien dirigirme):

      Te escribo por aquí, porque no sé como hacerlo de otra manera, pero no es una nota para publicar, sino más bien para vos.

      Te agradezco tu comentario. Mi punto de vista difiere con el que tiene la mayoría acerca de esta crisis. Quizás esté influenciado por mi experiencia en otro campo.

      Me dediqué varios años a temas de seguridad industrial. En los accidentes, ES NECESARIO CONOCER BIEN LAS CAUSAS, porque eso permite tomar medidas para evitar que vuelvan a ocurrir, o al menos para minimizar la posibilidad de ocurrencia.

      Sin embargo, y en buena medida debido a cuestiones legales, es frecuente que cuando ocurre un accidente, las autoridades de las empresas o de los gobiernos, se dediquen a analizar quien violó la norma, o quien hizo algo que no debía hacer. Una vez ubicado el culpable, se lo sanciona, y la presión del sistema legal, disminuye. Así reaccionamos.

      Esto tiene algunas razones válidas, pero tiene inconveniente muy grandes que varias veces me tocó verificar. Las investigaciones, en las cuales es un testigo decisivo quien participó del accidente, están llenas de mentiras, que tienden a bajar la responsabilidad de los involucrados.

      Siempre sostuve el criterio, de que hay que ser muy duro cuando alguien viola una norma, Y NO PASA NADA. Y simultaneamente hay que asegurar a quienes van a informar acerca de un accidente por haber estado involucrados, que por ningún motivo serán sancionados. Esto, QUE SIN DUDA PUEDE NO SER JUSTO, nos permite aprender. Y desde el punto de vista social, lo más valioso es “APRENDER A EVITAR ACCIDENTES”.

      En esta crisis, hemos traslado la responsabilidad sobre ciertos sectores de la sociedad. Eso nos tranquiliza parcialmente. “Es un problema del sistema bancario”. Pero no creo que sea así.

      En este tema, a diferencia del anterior de la seguridad industrial, estamos hablando de una sistema INFINITAMENTE MAS COMPLEJO. Estamos hablando de sociedad, de economía, de instintos, de reflexividad, de teoría del caos.

      Amo a España. Es el país de mis abuelos. Viajé una sola vez a España y me duele lo que les sucede a los españoles.

      Me fascinó ese país, mes fascinó su cultura, su historia, y me fascinaron cosas que antes pensaba que no me gustaban, como por ejemplo “el flamenco”, y que sin embargo lo tenía metido en el alma.

      Pero además soy argentino, y me tocó vivir la crisis de 2001 en mi país. Recuerdo cuando el bueno de Paull O’Neall, decía, los argentinos hacen las cosas mal, viven mal, y les gusta vivir mal. Era una cachetada, de parte de alguien que sin duda tenía valores, pero nos estaba pateando en el suelo.

      Y la buena Anne Kruegger que decidió dejar caer a la Argentina en caída libre, en parte con el afan morboso, de ver que ocurría en un país relativamente importante, cuando se desbarrancaba y no tenía paracaídas.

      Como he escrito en otros foros, “eramos los gladiadores del circo romano, los espectadores querían ver sangre en la arena, y lamentablemente para ellos, y afortunadamente para nosotros, no hubo tanta sangre”.

      Pero no hubo, no por lo que nosotros hicimos, ni por lo que “los espectadores” hicieron para ver sangre. No hubo, porque sorpresivamente, seis meses después de nuestro default, y de nuestro aislamiento mundial, cambiaron los precios de nuestras exportaciones, y pudimos salir adelante. Pero estábamos destinados a “un ensayo de laboratorio, que consistía, en “llevar gente del mundo moderno a la edad media”.

      Y no creas que no siento que tuvimos mucha culpa en lo que pasó. Pero nos equivocamos en conjunto como sociedad. Me equivoqué también en mis apreciaciones sobre la convertibilidad 1 a 1 que teníamos con el dólar.

      Me equivoqué cuando aplaudí el Euro. Pero no me equivoqué por intereses, ni por “mala leche”. Me equivoqué porque igual que quienes decidieron ingresar al Euro, no analicé suficientemente todas las consecuencias.

      Si miramos en perspectiva lo que pasa en Europa. Alemania piensa que TODO EL RESTO DE LOS EUROPEOS SON IRRESPONSABLES. ¿Se puede creer eso? Y si tenemos que admitir, que todos lo europeos son irresponsables, ¿no deberíamos admitir que “la responsabilidad media de la población europea” es la de los demás, y no la de Alemania.

      En realidad, yo no creo que los Europeos sean irresponsables. Ni creo que los alemanes sean más responsables que el resto de Europa. Son los mismos alemanes que involucraron al mundo en las dos grandes guerras, que tuvieron un hiperfinflación entre la primera y la segunda. Desde mi punto de vista, es un argumento infantil, alineado con argumentos que se han usado antes.

      Cuando me va mal, OTRO ES EL CULPABLE.

      Yo creo que somos culpables en conjunto. Creo que las crisis son consecuencia nuestra naturaleza humana. Creo que debemos estudiar para mejorar los mecanismos de control, pero creo que siempre vamos a tener crisis.

      La única manera de no tener crisis, es eliminar las pasiones humanas. Y eso jamás ocurrirá. No tiene que ver con el sistema económico. Las crisis son anteriores al capitalismo. Ocurrían durante el feudalismo. Ocurrían durante las monarquías absolutas. Y el único elemento en común que siempre tuvimos, fue la naturaleza humana.

      Nos entusiasmamos en ciertos momentos, y una sensación de “hemos encontrado la luz” se apodera de nosotros, y nos impulsa a tomar riesgos.

      Y los riesgos impulsan a la sociedad. Y de pronto algún hecho inesperado nos cambia la percepción, empezamos a mirar al mundo con miedo, nos empezamos a retirar de lo que hacíamos, no compramos más determinadas cosas, por razones reales o por miedo, y cambiamos las condiciones en que funciona la economía. Todos nos volvemos conservadores, gastamos menos, al hacerlo destruimos empresas, dejamos gente en la calle, destruimos más empresas, porque ellos consumen menos. Estamos en crisis.

      Lo que creo es que primero tenemos que resolver la crisis. Segundo tenemos que analizar las causas. No debemos buscar culpables, salvo casos extremos como el caso Madoff, donde no hablamos de errores, sino simplemente de estafa.

      Como ves, mi punto de vista es polémico.

      Saludos

  3. Juan dijo:

    Gracias de nuevo Jose por tus comentarios.
    Te he enviado un mensaje por correo electronico para que sepas que tengo nombre.Saludos
    Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*