La FED y Ben Bernanke: Mas de lo mismo.

Inmersos como estamos en la crisis actual que nos aqueja, apenas hace un par de días que Ben Bernanke, máximo representante de la Reserva Federal de los Estados Unidos hizo su última intervención para anunciar un nuevo paquete de ayudas consistentes en volver a inyectar mas de seiscientos mil millones de dólares de aquí hasta marzo de 2011 comprando deuda pública y unos trescientos mil millones más en la cartera hipotecaria. Es lo que llamo una flexibilización cuantitativa. 

No pretendo con este articulo hacer un exhaustivo análisis económico, plagado de conceptos y aseveraciones técnicas, sino mas bien tratar de llegar al gran público para estimular su comprensión en determinados aspectos relacionados con las decisiones macroeconómicas que se toman y que acaban afectándonos a todos sin que lleguemos a comprender, en la mayoría de los casos, por que se tomaron y cuáles fueron los verdaderos motivos. 

Ben BernankeDice un refrán que no hay nada mas estúpido que tratar de conseguir que las cosas cambien haciendo lo mismo y eso parece ser que es lo que la FED está haciendo, es decir, lo mismo. ¿Qué le hace pensar al helicóptero Ben (le llaman así por su natural tendencia  a poner en práctica la receta cuantitativa de Milton Friedman para superar las crisis financieras: tirar el dinero en helicóptero) que hacer lo mismo que se hizo hace dos años con el multimillonario rescate de mas de 1,5 billones producirá resultados diferentes? ¿Si el rescate anterior no dio resultados que hace pensar que este si los dará y acabara sacándonos de la crisis actual? La economía se ralentiza y la FED quiere hacernos creer que bombear dinero a los bancos es la solución, como si los bancos fueran los mejores asignadores del recurso. La banca es solo una parte reducida, importante pero reducida, de la economía de un país y es quien se llevo la mayor parte del dinero del primer rescate, en torno a un 85% en el caso de Estados Unidos, y quien se volverá a llevar la mayor parte de este, eufemísticamente llamado estimulo, y que no deja de ser otro segundo rescate en términos muy parecidos al anterior. 

Pero quizás la intención real no sea la de reactivar la economía. Bueno quizás esa si sea la intención pero no la única intención. Es decir quizás lo de reactivar la economía sea el aspecto secundario de esta medida. 

Pero para entender lo que estoy insinuando y tratar de adquirir una cierta perspectiva hay que empezar por desenmarañar que es exactamente la Reserva Federal (FED) y quien la compone. 

El Sistema de la Reserva Federal está formado por un conjunto de 12 instituciones cuyos propietarios, mediante acciones que no se comercializan, son algunos bancos. Están representados todos ellos por un Consejo de Dirección, llamado Board of Governors, de siete personas que deciden la política monetaria de EEUU en las reuniones de los 12 miembros del Federal Open Market Committee (FOMC). Es decir, ese Consejo de Dirección es probable que no represente siempre cabalmente a los intereses de EEUU, sino los del sistema bancario al que representa compuesto principalmente por los siguientes bancos: JP Morgan Chase, Wells Fargo, Bank of America, Citigroup, Goldman Sachs, US Bancorp, Bank of New York Mellon y Morgan Stanley, y en consecuencia los de las cuatro empresas que son el denominador común de sus consejos de administración (Black Rock, State Street, Vanguard y Fidelity) 

Por lo tanto, no hay que ser demasiado avispado para darse cuenta que en la política monetaria de EEUU, que está determinada por la Reserva Federal, existen riesgos evidentes de que esas siete personas, con el Sr. Bernanke a la cabeza, podrían estar velando mas por los intereses privados de las empresas para las que trabajan (Black Rock, State Street, Vanguard y Fidelity) que por los de la economía pública. Sociedades privadas todas ellas que nada tienen que ver con el Congreso Americano y en consecuencia no están sometidas al escrute público y el ejercicio democrático. De hecho, la profunda crisis económica durante el 2009 curiosamente ha servido para que esas cuatro compañías, llamadas los “big four”, hayan sido los únicos capaces de mantenerse impolutos en el atribulado y abrasador infierno de la economía (a pesar de sus puntuales caídas bursátiles). Incluso han ganado cuota de mercado en depósitos, hasta conseguir prácticamente absorber el 40% del escaso ahorro que les queda a los estadounidenses (ver grafico 1) y, aún más importante, ya disponen del 55% de los activos que soportan el volumen de deuda (unos 7,5 billones de dólares), mientras que el resto de los 7.826 bancos pelean por el 45% restante (unos 6 billones) (ver grafico 2) 

Grafico 1. 

  

Grafico 2

Grafico 2

Una vez explicado esto, no parece muy difícil de comprender el entramado de la Reserva Federal y las razones que podrían impulsar a tomar las decisiones que se toman en su seno. Y no extraña ahora que vuelva a ser la Banca, pero no toda, sino la que representan esos ocho bancos ya citados, los que volverán a llevarse la mayor parte del dinero pues… ¡parece ser que no tuvieron bastante con la anterior ronda! 

Así pues, parece claro, a la luz de estas explicaciones que muchas veces las decisiones que se toman no se llevan a cabo pensando en el bienestar de los ciudadanos en general como primera prioridad ni en la salud de la economía sino en el beneficio de unos pocos que han controlado y siguen controlando aspectos importantes de las economías mundiales. 

Ahora la pregunta es: ¿Por qué entonces el Congreso de los Estados Unidos no toma cartas en el asunto y toma medidas para que este tipo de decisiones no sean tomadas a favor de unos pocos intereses privados? Bueno, la respuesta es compleja pero baste decir que con el sistema político de EEUU, para hacer carrera política y llevar a cabo las correspondientes campañas, las cuales necesitan de bastantes recursos de dinero, no hay otra solución que acudir en busca de apoyos, normalmente grandes empresas, corporaciones y grupos económicos de poder, para la financiación. Con este esquema básico para constituir el Congreso, parece obvio que al congresista de a pie no le queda mucha libertad para decidir entre el bien y el mal. 

En cuanto al tan esperado Barak Obama, y su venida al mundo de la política como cuasi un mesías que iba a reformarlo todo para el bien de la humanidad… Arreglaría el desbarajuste económico poniendo orden en los avariciosos financieros, terminaría con la guerra de Irak, mejoraría una sanidad pública casi inexistente, abriría relaciones amistosas con Cuba (de la verdad sobre eso hablaremos en otro artículo)… Bueno, a veces creo que la gente esta ávida de que la engañen para tratar de no ver una realidad que, indudablemente, le atormenta. No hace falta ser ningún Einstein para darse cuenta que quien gobierna en EEUU no es el presidente sino el partido que lo elige como candidato y que a este partido, por lo que ya hemos explicado, lo gobiernan los apoyos económicos que recibe. Todo el halo de reformador demócrata con el que se rodeo la campaña política de Obama no fue más que eso, campaña política. Interesaba crear esa imagen para atraer el voto de algunas almas cándidas que todavía creen que la política está al servicio del “pueblo”. Obama estuvo ahí para cumplir el papel que el partido demócrata le asigno: atraer el voto de los negros, hispanos y almas cándidas. Obama cumplió su papel y todo resuelto. Una vez en la Casa Blanca el partido gobierna el mundo Y si no dense ustedes cuenta a quien se nombro máximo responsable de las cuestiones económicas en el equipo de Obama… ¡Un hombre de Wall Street!… algo así como poner a la zorra a cuidar el gallinero. 

Y este tipo de esquemas, con las peculiaridades de cada zona, son los mismos que rigen en casi todos los países. En España, por ejemplo, investigue usted quien está detrás del periódico bandera del socialismo español. Mientras, la gente sigue jugando al espejismo dialectico de las izquierdas y las derechas pero la verdad, la pura verdad, es que nada de eso existe realmente y solo se utiliza para mantener ocupadas a las personas en sus debates políticos. ¿Por qué, no hace mucho de esto, los grandes bancos condonaron la deuda de los grandes partidos políticos españoles? Bueno… despierte y descubra que la democracia en el mundo no es mas que un artificio para mantener a la población tranquila mientras cree en ella como algo real. 

La decisión de la Reserva Federal está tomada. Aparentemente va a salvar y estimular la economía pero mucho me temo que lo único que va a hacer es volver a desangrar al contribuyente a favor de los de siempre. ¿Resultado? Bueno, eso lo veremos en unos meses pero la verdad es que honestamente, y sin ánimo de ser agorero, creo sinceramente que no va a servir de nada. ¿Por qué iba a servir esta vez si lo mismo no sirvió hace un par de años? Bueno, no sirvió a la economía global pero si a algunos que hicieron sus negocios de pingues beneficios con el dinero recibido de los rescates. El dinero no fue empleado para facilitar los créditos ni para inyectar liquidez en el sistema… simplemente desapareció de nuevo en el fondo de las cámaras acorazadas de los grandes bancos. 

Wall Street sigue jugando al Monopoly en su mundo de nunca jamás, en ese artificio de su economía ficticia. Los mercados de renta variable y sus índices no dejan de subir mientras en la economía real los datos siguen siendo cada vez peores. El desempleo sube, la confianza delo consumidor disminuye, las empresas cierran, la producción disminuye, las ventas bajan… En algún momento la economía real y la ficticia habrán de converger. La realidad acaba imponiéndose siempre a pesar de los rescates y los estímulos y la realidad es que el sistema esta “tocado de muerte”. 

Así pues, en los próximos meses veremos como el sistema, que ya está agotado, acaba por reconocer una realidad que parece obstinarse en no querer ver y como todo el castillo de naipes construido en torno a los rescates se derrumba estrepitosamente dejando tras de sí mas desempleo, mas pobreza y menos desarrollo económico… 

Pero como ya venimos defendiendo en este sitio, nada de eso es negativo en si mismo sino mas bien al contrario. El sistema actual basado en el capitalismo de consumo feroz y el materialismo como exclusivo valor ha acabado y está dando sus últimos estertores de muerte por mucho que anden poniendo parches. Se impone un nuevo paradigma y esta crisis actual lo va a traer aunque el proceso nos resulte doloroso. Es la evolución de la humanidad como especie. Encontrar nuevos valores que sustenten nuestra vida, llegar a un equilibrio entre lo material y los otros aspectos de la existencia… Eso es lo que nos va a traer esta crisis actual aunque, repito, a veces será traumático. La mesa está servida… ¡que comience la fiesta! 

Si te ha gustado este articulo, por favor, votalo aqui. 

Articulos relacionados: 

Spengler y la decadencia de Occidente. 

El Colapso. 

El Crash del 2010. 

Quien es la Reserva Federal (FED) de los EEUU.

 Ir a los articulos mas recientes publicados en este sitio.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Esta entrada fue publicada en Articulos, Economia y Finanzas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a La FED y Ben Bernanke: Mas de lo mismo.

  1. Pingback: Spengler y la decadencia de Occidente. | La crisis actual

  2. Pingback: Thomas Jefferson y los bancos: Toda una premonicion. | La crisis actual

  3. Pingback: Quien es la Reserva Federal (FED) de los EEUU. | La crisis actual

  4. Pingback: Los desmanes de la Reserva Federal de los EEUU. | La crisis actual

  5. Pingback: El crash del 2010. | La crisis actual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*