Spengler y la decadencia de Occidente.

Hoy, a través de Facebook y en el transcurso de un debate abierto allí sobre la crisis actual en la que estamos, un buen amigo mío me hablo sobre la conveniencia de leer a un tal Spengler…

Como mi amigo, conocedor de mis características personales y mi natural curiosidad, no dio mas pistas comencé a investigar sobre el citado personaje de tan extraño nombre y he aquí lo que descubrí:

Oswald Spengler (1880-1936) fue un filósofo alemán que además estudio matemáticas y ciencias naturales. Fue, básicamente, un autodidacta pues convencido, ya en su adolescencia, de que el Oswald Spenglersistema educativo “normal” era anquilosante para el procuró formarse a sí mismo para examinarse de bachillerato en 1899. Trabajo como profesor durante un corto periodo pues la enseñanza no le convencía ya que según sus propias palabras “la simple visión de los muros del instituto provocaba en mí una depresión nerviosa” por lo que gracias a una pequeña herencia familiar se retiro de la enseñanza para establecerse en Múnich a partir de 1911 como escritor a tiempo completo. Allí colaboro con diversos periódicos y trabajo en la redacción de su ensayo mas famoso, la decadencia de Occidente, por el que es generalmente recordado y que le valió una celebridad inmediata desencadenando debates y polémicas sin fin tanto en medios científicos como literarios.

La filosofía política de Spengler está enteramente dominada por la idea de que Occidente se encuentra abocado a una lucha sin piedad por el dominio del mundo (quizás esa idea este emparentada con aquella, típica de la cultura occidental de “id y dominad sobre las aves del cielo, las bestias de la tierra…”)

En los años decisivos de la Alemania Nazi, Spengler tomo una clara distancia con el canciller del Reich y el Nacional Socialismo aunque elogio sin embargo el Fascismo a la manera de Benito Mussolini al que consideraba parangón del cesarismo, el prototipo del Cesar que se levantaría del Occidente en ruinas para reinar en la Era de la civilización avanzada por analogía a los cesares de la Antigüedad aunque mas tarde, debido a la actitud delirante del Duce, Mussolini acabo exasperándole.

El propio Joseph Goebbels, alto dirigente de la Alemania Nazi, trato en varias ocasiones de reconciliarse con Spengler pero la negativa de este último a escribir algo sobre la salida de Alemania de la Sociedad de Naciones hizo que fuese censurado por completo por el régimen. La ruptura definitiva de Spengler con los nazis se produjo a consecuencia del golpe interno contra las SA que sirvió de pretexto a Hitler para eliminar a Ernst Rohm en la noche de los cuchillos largos. Durante estos acontecimientos fue el asesinato de uno de los amigos políticos de Spengler, Willi Schmid, confundido por las SS con el oficial de las SA Wilhelm Schmidt, lo que lo solivianto mas.

Durante sus últimos años Spengler se consagro al inventario de las cuestiones científicas en las cuales las grades civilizaciones se enfrentaron como partes integrantes de una historia universal. Paralelamente escribió bajo el acrónimo «DiG» (Deutschland in Gefahr, «Alemania en peligro»), notas para el segundo tomo de los Años decisivos, en los cuales terminó de rendir cuentas contra el nacional-socialismo y el bolchevismo, doctrina que había designado ya como el más grande de todos los fraudes políticos. Reafirmó sin embargo su admiración por Mussolini. Murió en Múnich en la noche del 7 al 8 de mayo de 1936 de ataque cardiaco y su muerte prematura dio crédito a la hipótesis de un asesinato político.

Libro La decadencia de OccidenteSpengler, gran experto en la filosofía de Heráclito, basa su idea del isomorfismo en los estudios naturalistas de Goethe. A partir de ellos concibe un orden natural intrínseco a cualquier sistema dado, orden que debe cumplir obligatoriamente a lo largo de su desarrollo y manifestación. Como este orden o forma es generalizable a todos los niveles de la realidad, la cumplen desde las plantas en su crecimiento hasta las civilizaciones, pasando por el Cosmos mismo. Es así como acuña el concepto de “isomorfismo” aplicado al ámbito de la realidad social y la Historia.

Como conclusión a su estudio de Heráclito, Spengler sostiene que la vida humana y la historia de la humanidad son una lucha constante entre la “fijicidad” y la movilidad, entre estados y procesos.

Pero es su ensayo La Decadencia de Occidente donde Spengler muestra su pensamiento filosófico mas claramente. En el alega que el desarrollo de las civilizaciones sigue un modelo cíclico reconocible según tres tipos de sociedad que se suceden en el tiempo hasta llegar a una cuarta final de decadencia: la Apolínea o Clásica; la Mágica, propia del mundo islámico, la Fáustica u Occidental, y la de Decadencia y que cada una de estas sociedades tiene un nacimiento, una madurez y una vejez que podría implicar su desaparición.

Spengler, pese a lo poco citado que resulta en los círculos académicos, es uno de los grandes de las ciencias sociales y políticas y una influencia constante en el siglo XX y su ensayo La decadencia de Occidente es, para algunos, clave para entender ese siglo.

Llama la atención, en la crisis actual, que el mensaje de Spengler en su obra La Decadencia de Occidente parece estar totalmente vigente y se hace mas patente en esta época su teoría de los diversos tipos de sociedad y del desarrollo cíclico de las civilizaciones.

¿Estamos ahora en la etapa de decadencia? ¿Significa eso que el sistema actual se acaba y que uno nuevo va a surgir? ¿Sera esta crisis actual el detonante hacia una nueva civilización?

Si estas interesado en esta fascinante novela, puedes encontrarla en:

Libro en Amazon.com: La decadencia de occidente.

Libro en Amazon.es: La decadencia de occidente.

La Decadencia de Occidente con prologo de Jose Ortega y Gasset (pdf).

Para saber mas sobre el tema:

Oswald Spengler en Wikipedia.

Articulos relacionados con este tema:

El Colapso.

El Crash del 2010.

La FED y Ben Bernanke: Mas de lo mismo.

Ir a los artículos mas recientes publicados en este sitio.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Esta entrada fue publicada en Articulos, El colapso, Libros, Recursos, Sociedad, Tienda y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Spengler y la decadencia de Occidente.

  1. Pingback: La FED y Ben Bernanke: Mas de lo mismo. | La crisis actual

  2. Pingback: El crash del 2010. | La crisis actual

  3. Pingback: La crisis no terminara hasta el 2013. | La crisis actual

  4. Pingback: La verdadera crisis de España (II) | La crisis actual

  5. Pingback: Crecimiento infinito en un planeta finito | La crisis actual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*